El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

     
  Depilación médica
  Varices
  Area facial
  Area corporal
  Tratamientos dermatológicos
  Celulitis
  Cirugía Menor
El acné se produce como consecuencia de una infección bacteriana, favorecida por una secreción sebácea excesiva y generalmente debida a cambios hormonales importantes.
 
En medicina estética es común la consulta tanto de casos de acné activo en sus diferentes variantes (papuloso, comedoniano, nodular o micromediano) como por sus secuelas, principalmente en forma de cicatrices.  
   
Para casos de acné activo, se pueden combinar técnicas de fototerapia (láser y luz pulsada o IPL) con peelings químicos  e    incluso    con     determinados  
medicamentos, en  función  del   tipo     de    acné    y características del paciente. 
 
En cualquier caso, el objetivo es reducir la secreción sebácea excesiva para, a su vez, reducir la infección bacteriana.
 
  En el tratamiento del acné activo es especialmente importante un correcto diagnóstico y ajuste del protocolo y técnicas usadas ya que técnicas que son efectivas para un determinado tipo de acné y paciente pueden sin embargo provocar rebrotes en otros casos, agravando el problema.
   
  Las cicatrices de acné por su parte pueden ser tratadas satisfactoriamente mediante peelings   (TCA
especialmente) o, dependiendo de su severidad, mediante resurfacing láser.
 
 
Solicitud de información
   Nombre:
 
 
  Datos de contacto (tel. e-mail, etc.)
 
  Otros datos de contacto (opcional)
 
   Consulta:
  
  
 
Acepto las Condiciones de usoHe leído y acepto las Condiciones de Uso
 
   
Clínica ARAS © 2006 - Todos los derechos reservados